El lavado de manos evita la transmición

Es uno de los métodos de higiene más básicos e importantes reconocidos por los organismos de Salud, el lavado de manos por más simple que parezca es un acto que no toma más de cinco minutos y que evita la presencia de virus, bacterias y enfermedades que se transmiten a través del contacto de diversas superficies o que están en el ambiente.

Es ya probado que el lavado de manos es uno de los principales métodos de prevención para evitar el contagio a través del contacto persona a persona y que pueden significar profundas complicaciones para la salud.

Los organismos de la salud acuerdan en señalar la importancia del lavado de manos para mantener la higiene personal y para evitar la presencia de diferentes tipos de enfermedades.

Es recomendable lavarse las manos un mínimo de tres veces al día, especialmente antes de comer, después de salir del baño y al regresar a casa. Esto es por que se estima que esos son los momentos más delicados de la vida cotidiana, en especial cuando uno viene del ámbito exterior en el cual interminable cantidad de virus y bacterias están presentes en el aire, en las diversas superficies, etc. Si bien muchos de estos virus y bacterias son inocuos y no demasiado graves, muchos de ellos pueden combinarse con otros y volverse peligrosos, además de facilitar enfermedades como gripes, diarreas, etc.

Para realizar un correcto lavado de manos, es recomendable utilizar jabones neutros, sin presencia de aromatizantes o colorantes. Se recomienda hacer abundante espuma con el jabón y desparramarla por toda la superficie de las manos, sobre todo en los espacios entre los dedos y también en las uñas y yemas. Luego enjuagar con abundante agua y secar con alguna toalla o material confiable.

En nuestra tienda online YTSmed puedes encontrar los productos de desinfección de manos más confiables para ti y vuestros clientes

Desinfectantes – manos – protección lavado de manos

Fuente web Importancia.org