Saber colocarse o quitarse los guantes ayuda a evitar el contagio.

(A). El uso de guantes no sustituye la limpieza de las manos por fricción o lavado.

(B). Utilizar guantes siempre que se prevea el contacto con sangre u otros materiales potencialmente infecciosos, mucosas o piel no intacta.

(C). Quitarse los guantes tras haber atendido a un paciente. No usar el mismo par para atender a más de un paciente.

D.- Si se están utilizando guantes durante la atención a un paciente, cambiárselos o quitárselos al pasar de una zona del cuerpo contaminada a otra limpia del mismo paciente o al medio ambiente.

E.-No reutilizar los guantes (B). Si se reutilizan, reprocesarlos con métodos que garanticen su integridad y su descontaminación microbiológica.

Otros aspectos de la higiene de las manos, que nos ayudan a evitar la ruptura de guantes

No usar uñas artificiales ni extensiones de uñas cuando se tenga contacto directo con pacientes (IA).

Mantener las uñas naturales cortas (puntas de menos de 0,5 cm de largo) (II).

 

 

Fuente OMS

guantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *